viernes, abril 06, 2007

Mamá, quiero ser cantante negra de Jazz.










Cuando éramos pequeños, mis hermanos y yo, cuando aún sólo éramos tres, jugábamos en casa a cosas que nos gustaría ser de mayores; Mi hermano, boxeaba con un peluche gigante que teníamos de la pantera rosa, y también hacía safaris por el Serengueti, subido a lomos de su león de peluche con balancín. Mi hermana montaba refugios para animales en su cuarto, con todos los peluches, caballos de plástico de los juegos de indios y vaqueros, dinosaurios de juguete y unos pajaritos que mi madre colgaba siempre del árbol de navidad.
Pero yo no quería ser exploradora en la selva, ni veterinaria, ni boxeadora. Yo quería ser
CANTANTE NEGRA DE JAZZ.
Me encantaba ponerme un camisón rojo transparente, (sí muy sexy), con su bata llena de chorreras, de mi madre. A ella le llegaría por los muslos; a mí me tapaba los pies.
También me ponía unos zapatos suyos plateados de tacón con plataformas, (cosa de la moda de los 70, juro que no soy hija de una drag queen), y una peluca de mi abuela, llena de rizos de color castaño. Me pintaba los labios muy rojos y muy por fuera de su línea natural, porque yo quería tener la boca de Donna Hightower. Ella era mi favorita, o tal vez, la única de mis divas que al estar aún viva, salía de vez en cuando por la tele y podía idolatrar, adorar e imitar.
Mi micrófono era un cepillo de la ropa con mango y mi aforo, el enorme espejo del pasillo. Así me pasaba las veladas de los sábados, montándome mi propia gala, sin importarme un pelo que el resto de los habitantes de la casa pasaran por encima de los cables de mi micro, (sí, le ataba una cuerda que “enchufaba” a un cajón), camino del baño, o que dijeran al pasar por allí cosas como “hay que ver esta niña la imaginación que tiene”, o “Siouxie, o te comes la verdura o te escondo la peluca…” .
Había en mi casa un tocadiscos pequeño, el “picú” le llamaban mis padres, era el que se habían llevado a los guateques de jovenzuelos, que aún sobrevivía. En él ponía los viejos discos que había en casa, de Billie Holiday, Ella Fitgerald y Bessie Smith, y por supuesto hacía unos play backs maravillosos, sin entender por supuesto una sola palabra de lo que decían las canciones.., pero aún sigo tarareando de vez en cuando el
“all of me” o el “love or leave me” , o el “tea for two”, recordando aquellos dulces tiempos.
Ahora he crecido, y aunque no tengo ya ni la peluca, ni el camisón rojo, ni aquel viejo “picú”, he conservado los viejos discos de vinilo. Ahora lo estoy escuchando. Parece que unas arañas patinan sobre sus surcos, el sonido no es limpio, pero es el sonido de mi infancia ; eso lo hace el sonido más limpio del mundo.

23 comentarios:

pilar dijo...

Qué bonito post, Siuxi...

Yo no puedo escuchar mis viejos discos de vinilo porque ya no tengo tocadiscos :( ...(igual me los llevo a Córdoba y los escuchamos juntas) ;)

Nada como la música para acercarnos a sensaciones pasadas.

Besitos de pascua, guapa

Para, creo que voy a vomitar dijo...

Yo de peqieño también quería ser una canante negra de jazz o de soul, te lo juro!!!

The Seeker dijo...

Precioso post, sí. Como preciosa es tu voz y preciosa eres tú enterita.

Recupérate pronto, ¿eh? Un besito.

siouxie dijo...

Ay Pili :), tráete los discos, chata, que tengo pensado organizar una velada estupenda!.
Por cierto, me ha recordado eso de "poner mis viejos discos" a una canción chulísima, clásica de bob seger "The old time rock and roll". Búscatela en la mulita, escucha la letra y léela. Bueno, voy a ver si la encuentro yo por ahi y la pongo aquí :)
Muaks!


!Pero si ha venido mi arcadín a dejarme un recadito :)!.
Cuanto me alegro, chuli.
Ayer dí recuerdos para tí a un amigo común :)
BESOS!

The Seeker:
Abrumada estoy toa, con la descripción que haces de muá!.
Ojalá pueda volver a cantar en condiciones aceptables, después de la escabechina que me han montado en mi "preciosa" tráquea, (como dices que lo tengo tó precioso...) :)
BESOS, GUAPO!

Una maruja en internet dijo...

Totalmente de acuerdo con the seeker:). Serías una preciosa cantante negra de soul:).

schenk dijo...

jo, no sabia nada de tu operación... bueno, parece que salió bien, ya me contarás. un besito.



http://www.fotolog.com/schenk/

Thalatta dijo...

¡Qué bonito! a mi me daba igual negra que blanca, o hasta una coral donostierra, el caso era cantar y hacer playback con el cepillo también (pero el mio era inalámbrico :P )o poniéndome al cuello una guitarra. Nada... que nos vamos a tener que hacer un karaoke jajajajaj
Precioso post ¡besos!

siouxie dijo...

Ya mismo estamos montando todas juntas un show!

Os quieres la sioux :***


(Shenk, todo ha salido bien, ya hablamos :), guapete)

Dyitz dijo...

snif snif....ke recuerdos... si haog la remembranza de los sonidos de mi infancia, seguro me suelto a llorar como loca de la nostalgia.

Dime, viste Dreamers?? Si es ke no, tienes ke, wuapa.

Saludos!!

siouxie dijo...

Si te refieres a "Dreamers", la peli de Bernardo Bertulucci, sí, sí que la he visto, es muy chula :). Si te refieres a otra, pues no :S. Ayúdame a buscarla y la veré :). Gracias!

Hairblue dijo...

Yo siempre he sido muy retro, pero a la generación de mis hermanas y mía nos tocaron los play backs con gente como Jose Luis Perales, Camilo Sesto o Roberto Carlos.

El buzón de mi casa dijo...

Mi hermana mayor se pasaba el día haciendo de Karina (entre otras), a mí me tenia reservado el papel de publico, así que pasaba horas aplaudiéndola, jadeándola, ayudándola con el vestuario, componiendo el atrezzo y los decorados, incluso llegue a diseñar su vestuario y coreografías.

En aquel entonces ella recogió la gloria los aplausos y las lisonjas. Ahora no hay reunión familiar en la que no la amenace con contar sus numeritos, las bajadas desde el primer piso simulando ser una gran diva, sus traspiés con los tacones de mama, lo mas infame de cada una de sus peores actuaciones. Pensareis que soy cruel incluso diréis que no es forma de actuar, pero acaso hay algo mas reconfortante que escuchar a tu hermana mayor recordándote cada dos minutos lo joven que estas, lo bien que te trata la vida, lo....

Allí empezó una relación de odio a "las cantantes", de la cual ya me he curado gracias a Norah Jones".

¿Por que cuento esto? y ¿aquí?... discúlpame SIOUXIE tal vez sea que me siento como en casa, tal vez quiera convertirme en parte de tus “The Banshees”.

Enhorabuena por el blog SIOUXIE , por tus mensajes, llegar nos llegan.

;)

vitore dijo...

Venga, ¿jugamos a que tú eras Ella Fitzgerald y yo Nat King Cole?. Seríamos un dúo impagable...

Besos Siouxie

siouxie dijo...

Gracias por venir a formar parte de este blob, "Buzóndetucasa" :) .

Vítore: !Eso está hecho!, por qué canción empezamos? :)

Roy Batty dijo...

yo queria ser un trotamundos...

IMAGINA EVENTOS dijo...

Pues ya somos dos que deseábamos ser negras y cantantes. No se me han quitado las ganas, sólo que ahora lo doy por imposible.
Un abrazo,
Imagina

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Qué recuerdos!!!
Yo también soñaba, es más sigo soñando. Es gratis.

Todo lo mejor para ti.

PS: Me estoy quedando calvo, pero me he descubierto pelos en la espalda, nunca he tenido problemas con la policía, me baño y hasta soy buena gente.
Se me olvidaba, dicen que ronco. No me consta.

LOLITA LOP dijo...

niña ...¡¡¡ que bonito !!! y que bien contado .... puedo verte perfectamente por el pasillo con el camisón rojo y la peluca ...


que bueno ...

un beso

Carlitos Satan dijo...

Y yo tambien quiero serlo. Lastima de sexo, color de piel, lugar y fecha de nacimiento.

Gwynette dijo...

Que mona !..te he visto perfectamente !..el fondo era de papel pintado ? :-)

Saludos de alcachofa

Oshidori dijo...

Precioso artículo. Gracias por tu visita y tus comentarios, eres un solete.
Un besico

Even Dozen dijo...

Vaya!

Yo siempre quise ser un poeta urbano negro...

Pero apenas habían. Y me quedé en blanco.

Adiaz dijo...

Cuando los demás niños querían ser policía, astronauta, bombero, etcétera, de mayores, yo quería ser cocodrilo.
Molaban los dientes y verles en el río, supongo :-)