jueves, noviembre 16, 2006

Un "meme" de Thalatta.

Anoche soñé que volvía a Manderley...

Con esta frase empieza la novela: Rebeca, de Daphne du Maurier. Fascinantes los protagonistas: Max de Winter, La señora de Winter, cuyo nombre de pila es inútil buscar en todo el libro, pues no está; y la más recordada de todo el libro: El ama de llaves. La prototípica ama de llaves "de Rebeca", ante la que temblaría la mismísima Rotthenmeier!

Paso el testigo de este "meme" a quien quiera recogerlo y escribirnos las primeras frases de algún libro leido y que no se le olvidan nunca :)

martes, noviembre 07, 2006

La segunda opinión, es importante...

Una señora fué al médico y le pregunta:
-"Doctor por favor dígame qué es lo que tengo, que me está haciendo sufrir tanto!"
-"Señora, tiene usted unas hemorroides del tamaño de una coliflor, debería usted hacérselas operar".
-"Ayy doctor, yo necesitaría una segunda opinión!".
-"Vale; Además es usted muy fea"

(Le dedico esta historia a mi queridísima amiga Cuprumcella, que es preciosa y no tiene hemorroides).
Muaks!

sábado, octubre 21, 2006

El mejor regalo

Que puede hacerte un amigo...
Es el que implica parte de sí mismo.
Gracias, dulce Hairblue :)

jueves, septiembre 21, 2006

A todos...


A los de dentro,
A los de fuera,
A la osa,
y a la madroña,
A los creadores,
A los artistas,
A los freakies,
A mis amigos,
que son como días de Sol,
A todos:
Gracias por colaborar en la limpieza de telarañasdel cuerpo y mente de vuestra amiga:
Sioux :*

sábado, septiembre 02, 2006


Prefiero molestar con la verdad, que complacer con adulaciones.
Prefiero ser dueña de mis silencios, que esclava de mis palabras.
Prefiero no olvidar que hay muchas personas, que como los gatos, no nos acarician; se acarician contra nosotros...

domingo, agosto 27, 2006

Ahí te quedas.


-!Se acabó ¡. Te devuelvo a tu estado natural. Me gustas más como rana que como príncipe.
-¿Pero por queeeeeé?. Te prometo que seré bueno, que todo cambiará !!.
-!Bahh, promesas, promesas.., siempre promesas ¡. No te creo.
-Sí, nena, créeme, de verdad que esta vez......
-Nada, no tienes nada que hacer. Ahí te quedas comiendo moscas.
-¿Comiendo moscaaaaas?.
-Eres una rana, ¿Recuerdas?. Comen moscas.
-¿Entonces no volveré a probar tu lasaña?.
-No.
-!Croac ¡¡

martes, junio 27, 2006

Sueños...


Erase una vez un perro que se durmió y soñó que era un hombre que se dormía y soñaba que era un perro.
Cuando despertó, ¿Era un hombre o un perro? .

sábado, mayo 27, 2006

El.


Después de la última "pelea", él ha vuelto. Hemos hablado, hemos hecho las paces, hemos cenado. Ahora él ha ido al baño, ha estado allí unos minutos y se ha asomado al pasillo:
él: "Oye nena..."
yo: "¿Sí..?
él: "El otro día, cuando discutimos y yo me fui.."
yo: "Dime, cariño.."
él: "Se te ocurrió fregar el váter con mi cepillo de dientes como la última vez?"
yo: "mmmm, no."
él: "Ok."
yo: "Pero...."
él: (con cierta expresión de "inquietud"): ¿Pero qué?"
yo: "No te laves con tu esponja....."

miércoles, mayo 10, 2006

VACA.


(Un pez me encargó escribir sobre vacas).

Cuando Gregoria Samsa se despertó una mañana de su inquieto sueño, se encontró en su lecho, convertida en una enorme VACA. Estaba acostada sobre un lomo peludo, y si levantaba un poco la cabeza, veía su vientre decorado con manchas de color negro, y poblado con unas prominentes ubres rosadas. Estaba en trance de deslizarse al suelo.
Sus cuatro patas, que comparadas con la totalidad de su volumen eran lastimosamente delgadas, coceaban sin ton ni son ante sus ojos.
"¿Qué me ha pasado, pensó?"...
...

(Lo siento pero se ve que anoche me sentó mal la cena. Cualquier parecido con "La Metamorfosis", es puro descaro e inpiración. Hala, ahora vas y lo Kafkas!)

miércoles, abril 26, 2006

Sueña bonito, Luz de mami :)


Y Almudena tomó el tren en el andén 9 y tres cuartos, camino de la escuela Hogwarts. Sus amigos de Gryffindor le esperan, dispuestos para aprender nuevos hechizos y sortilegios... Su gata, Celeste la acompaña como siempre.
Mañana, dulce, cuando abras los ojitos, tu mamá verá salir el sol como cada día, y sentirá esas cosquillitas que tanto le gustan cuando sonrías diciendo: "Buenos días mami" :) .
Te quiero.

lunes, abril 24, 2006

Rosas y libros.


Ayer domingo, Almudena pasó el día en casa de sus abuelos en el campo.
Cuando volvió a casa por la tarde me trajo este ramo de rosas que ella misma había cortado y preparado con la ayuda de mi madre. Por ser San Jordi, y por seguir esa tradición tan bonita y sana que es regalar rosas y libros, se me ocurrió "estrenar" uno de los últimos libros que he comprado y aún no había empezado a leer.
Inicio así la primera cadena que se me ocurre por aquí, a ver si funciona :) :
¿Qué libro estais leyendo actualmente?, ¿A qué lectura le estais hincando el diente actualmente?. Se aceptan y se esperan recomendaciones :).
Paso esta cadena a Bettylavida, Gianis, Lallamada, Hackman, Davichoff, Ysbrand, Hairblue, Evaluna, Martita, Claradriel, Zuperzeta, Wolwai, Ipanema... (jeje, a ver si pica alguno ) .
Os espero y os hago la pelota para que os animeis: MUAKMUAKMUAK!

domingo, abril 16, 2006

El amor en tiempos de internet, o las cosas que les pasan a los demás.


Parte I: Gloria.

Gloria tiene 25 años. De mentalidad inocente rozando a veces lo infantil, ha tardado en descubrirse y aceptarse como persona, como mujer y como ser sexuado. Una vez conseguido lo que ha sido como escalar el himalaya en medio de una ventisca decide intentar ponerse en contacto con personas “como ella”, o en lo que ella piensa que va a ser como imagina: Gloria entra por primera vez en un chat de lesbianas. Elige románticamente un nick sugerente y al mismo tiempo literario a la par que manido por esos lares: “Safo” . Naturalmente está registrado y no puede usarlo. Cambia a Colette. Inútil, también está registrado. Finalmente y tras varios intentos fallidos, opta por Minnie, la ratoncita de Walt Disney. Tras varios minutos de observar mareada la “conversación coral” del chat general, minnie recibe el primer privado.
Annaturna: Hola
Minnie: hola.
A: ¿de dónde eres?
M: de huelva y tu?
A. De soria.
M: No he estado nunca en soria
A: ni yo en huelva, cuantos años tienes?
M: 29 y tu?
Annaturna cierra el privado y desaparece
Minnie recibe dos o tres privados más, hasta que como suele suceder, recibe el definitivo. La protagonista usa el nick : Leia_star .
A Gloria, (Minnie), le gusta el nick, le gusta star wars. Comienza la primera de una serie de conversaciones con Leia_star en las que minnie se sentirá identificada, escuchada, reconfortada, comprendida, admirada…. Y por fin , amada.
Pasa el tiempo que, prudencial o no, lleva a las dos mujeres a citarse el soñado fin de semana en que se verán cara a cara. Durante las últimas semanas han compartido chats, e-mails, sms, jpg, y comunicaciones varias de las que la tecnología les ha podido permitir. También han hablado por teléfono con cierta y deseada frecuencia, logrando engordar a un par de operadoras de telefonía móvil de las tantas que se frotan las manos gracias a este tipo de tele-relaciones.
Gloria, (nuestra minnie), ha reservado habitación en un céntrico hotel de Madrid, lujoso , con comodidades, bonito. La muchacha lucha por evitar todo atisbo de sordidez en ese primer y dulce encuentro lésbico de su vida. Ha gastado parte de sus ahorros en planificarlo todo; ha pedido un par de días libres en el trabajo, ha visitado un centro de estética y se ha comprado ropa nueva. Quiere estar radiante para su amada-amante.
La cita es, cómo no, un viernes. Esa misma mañana antes de subir al tren ha hablado con Leia por útlima vez. “¿Estás nerviosa, cielo?. Yo mucho!!.” . Leia la ha tranquilizado, “Lo que tenga que ser, será. No te preocupes, cariño, yo también estoy nerviosa por verte”. Nos veremos en la estación.
Gloria, (minnie), llega a la estación a las tres de la tarde. El tren de su amada tiene prevista su llegada a las seis. Decide quedarse en la estación para esperarla. No quiere arriesgarse a llegar tarde a recogerla. No puede comer. Está de los nervios la pobre. Se sienta en una cafetería y pide una cocacola. Saca un libro, pero no puede leer. No quiere enviar más sms a leia, no quiere ponerla nerviosa ni parecer pesada.
Por fín llega el tren de las seis. Gloria espera impaciente en la salida de pasajeros. Salen todos. Todísimos. Sale finalmente el personal del tren. Suben las limpiadoras. Gloria hace una llamada al móvil de Leia. Nadie contesta. Buzón de voz. Le pone un sms. Espera una contestación que no llega. Nerviosa insiste en su llamada sin resultado alguno. Llama a su hotel para avisar que llegará tarde. Y tan tarde. Acude a información , le comunican que no está prevista la llegada de ningún otro tren procedente del norte a esa estación. Comunican con la otra: Nada. Todos los trenes procedentes de la ciudad donde vive Leia, han llegado ya a la ciudad. Son las once de la noche. Gloria abatida toma un taxi y se dirige a su hotel.
Suelta la maleta, marca el número de su amada sin resultado.
Entonces es cuando me llama a mí.:
¿Gloria?, ¿ Todo va bien?.
No, no va bien.
Gloria me cuenta todo lo que ha pasado. Me transmite su ansiedad. Yo me conecto a internet, donde no encuentro a Leia por supuesto. Paso la noche al teléfono con Gloria intentando tranquilizarla y tratando de enfrentarme con calma y naturalidad a algo para lo que no estoy preparada.
Al dia siguiente le pido a mi amiga que regrese a casa , pero es inútil. Insiste en seguir esperando a su amante desaparecida en combate. Es entonces cuando meto tres cosas en mi mochila y tomo un tren dirección Madrid. Me reúno con Gloria, o lo que era Gloria un día antes. Ahora es una penita de chica. Está abatida, triste, decepcionada. Su mirada es como la de un niño al que se le ha escapado un manojo de globos. Así me la encuentro , mirando al cielo. Ya es sábado por la noche. Ella lleva veinticuatro horas sin pegar ojo, y yo , casi las mismas. Es imposible distraerla. Yo estoy muy saturada ya del asunto, pero intento que ella no lo note demasiado, aunque claro, al final , lo nota. No importa. Es lo que hay. El domingo me la traigo para casa. Cualquiera la deja irse sola para Huelva en ese estado!.
El lunes a mediodía cuando vuelvo a casa del trabajo, me la encuentro metida en internet, desde mi ordenador. Ella está intentando encontrar un rastro de Leia donde sea.
Por la noche, cuando abre por enésima vez su correo, halla un e-mail surrealista que viene a decir más o menos lo siguiente:

“Querida Gloria:
Soy una amiga de Leia. Ella me habló mucho de ti.
Ha ocurrido algo terrible.
El viernes, cuando leia se dirigía a la estación en su coche, tuvo un accidente muy grave y la llevaron urgentemente al hospital. Hemos estado con ella, su familia y amigos constantemente. Ella ha estado inconsciente en todo momento, hasta que finalmente falleció el sábado a mediodía. La hemos enterrado esta mañana en su pueblo. Su madre me ha encargado que me ocupe de sus cosas y he encontrado tu dirección. Pensé que deberías saber lo que ha sucedido. Comprendo que estarás muy triste pero lo estamos todos. Lo siento mucho.
Un abrazo, Montse.

Gloria lee tres veces la carta, llora y llora. Llora tanto que no ve y no puede hablar.
Yo me mantengo en prudente silencio mientras una mosca tras otra se instalan detrás de mi oreja.
“Dime nena, cual es el pueblo de leia?”
Gloria me da entre sollozos todos los datos que voy solicitándole.
Le doy un valium y la acuesto en mi habitación. Me voy hasta mi ordenador. Busco teléfonos. Teléfonos de hospitales, de funerarias, de cementerios.
No hay ni rastro de Leia ni de nadie que responda a sus rasgos. No se ha registrado ningún accidente de tráfico donde haya fallecido una mujer jóven en toda la provincia donde leia decía residir. No se ha registrado ningún fallecimiento ni claro está, enterramiento durante los últimos cuatro días de ninguna persona que responda a su perfil. Tampoco existe ningún enterramiento pendiente o funeral para los siguientes días. De todos modos también llamo a la guardia civil de tráfico. Nada.
Escribo un e-mail en tono ingénuo, suplantando sin ella saberlo a Gloria, a la dirección desde la que llegó la carta de Montse, (la que se declara amiga y confidente de leia).
No recibo contestación, ni ese día, ni el siguiente, ni nunca.

Cuando mi amiga Gloria despierta de su pequeña siesta, con sus ojos hinchados y su rostro desencajado, la siento frente a mí. Le relato detenidamente y con claridad el resultado de mis pesquisas. Gloria llora, llora cada vez más. Ahora no llora la muerte de su amante fantasma. Ahora llora por si misma.

lunes, abril 03, 2006

La Amo.


La amo. Y sin embargo hay momentos, (como esta noche), en que me tomaría la pócima del doctor jeckill. Ay qué día lleva mi niña podiobendito. ¿Cómo puede tener tanta energía durmiendo tan poco, y corriendo, saltando, gritando y persiguiendo al gato tanto?. ¿Qué come esta niña que está escondido en aguna parte de la casa y yo no conozco?. !Necesito su energía!.
Ella es mi Sol, mi Luna y mis Estrellas, y lo sabe. Creo que ese es el problema, que lo sabe!, que se lo digo muchas veces desde que nació! :) . Pero no puedo evitarlo. Hasta hace muy poco, venía hasta donde yo estuviera, me cogía una mano y empezaba a darme besos desde la mano hasta arriba del brazo y seguía por la cara, y me decía !cuantotequierocuantotequierocuantotequiero!. Yo me partía de risa, ella se reía conmigo, y jugábamos un rato "a los gatitos". De pequeña decía : "a los tatitos". Es decir a echarnos al suelo y a jugar alli a hacernos cosquillas y a reir un poco. Ahora está entrando en la edad en la que los niños, cuando los padres nos acercamos a hacerles carantoñas, se nos escurren como truchas. Lamarelaparió. El otro día dijo que no se quería bañar conmigo, "que respetase su intimidad". !Tómateargo!. Yo me reí y le dije, ¿Tu intimidad? , ¿Y la mía qué, bicho? :). Se reía y dijo "Es que estoy creciendo, no lo ves?. Porras, pues sí lo veo. Qué rápido está pasando. Qué rápido ha crecido. Ya no zezea contínuamente, ni llega a mi mesa, y se queda mirándome y dice: "Ha zido un azzidente", (señal de que había montado un cisco en alguna parte de la casa). Una tarde, cuando yo tenía despacho de trabajo en casa, bueno ya era de noche. Yo estaba ensimismada preparando un dossier para una reunión para el día siguiente, ella llegó hasta mi mesa, puso un huevo junto al teclado del ordenador y mirándome con el ceño fruncido dijo: "Guízalo" . :) . Me reí y me dio pena y pensé !Ay que mala madre soy, mi niña que se me ha olvidado que es la hora de cenar. pero se me pasó enseguida, porque aparté el dossier, me fuí a cenar con mi niña, y cuando se durmió, volví a la tarea.
Vivimos juntas, pero no revueltas. La casa es grande y ambas tenemos y respetamos nuestros propios espacios. Claro que ella invade los míos. Es más dueña de la casa que yo, la puñetera. En cualquier caso hay mucho respeto por lo ajeno aquí. Es independiente, como su madre, como su abuela. Muy lista, espabilada. Y agotadoramente activa. Y claro, !preciosa! :) .
Lo peor? . Nunca se cansa. Por las noches cierro yo mi libro y apago la luz, y ella sigue leyendo acostada a mi lado. "Duérmete ya Almu, apaga la luz, chata". "No tengo sueño mami, voy a leer un rato más". Arg!. Y cuando apaga la luz por fin: "Mami, estás despierta". "No". "Vale. ¿Crees que hay agujeros negros en el sistema solar?". "Es posible", (si le digo que sí , con lo aprensiva que es, menuda noche me espera). "Y si hay , crees que se podrían tragar la tierra?". "No, duérmete, Almu". "Mamá, qué es el Alma?". "Pregúntaselo a la abuela". "Yo creo que el alma está en el cerebro, mami, no crees?". SI, ALMUDENA, DUERMETE POR FAVOR. "Vale", pero una pregunta más: ¿si nos morimos, el alma sigue viva?". "Si, Almu, eso se cree". "Y tú qué crees?". "Yo creo que si, Almu, pero cada cual cree una cosa según su religión". "¿Y qué religión cree que el alma muere?." . "Almu, son las dos de la madrugada, reinamora, DUERMETE".
Aún ásí, me gustan estas conversaciones con la chata. Las que no soporto son las que pretende tener conmigo sobre juegos de marcianos y personajes virtuales. Me sacan de quicio. Pero en fin, se ve que sus juegos favoritos son esos: o marcianos y maquinitas o perseguir a la gata por la casa y disfrazarla con collares o bailar con ella. Nuestra gata es Santa Gata. Curiosamente, pese a las faenas a las que la somete, la gata la adora. Cuando Almu no está en casa, Celeste busca una prenda suya para acostarse encima. La echa de menos. Cuando está la niña en casa, Celeste duerme en su regazo, o encima de la cama, en el huequito que deja entre sus rodillas de muñeca.
Lo mejor de mi niña es lo cariñosa que es, su vitalidad, su sonrisa y sus ojitos de almendra. Lo mejor de ella es que existe, que llegó a mi vida. Ella es lo mejor . Mi Sol, mi Luna y mis Estrellas. (Ya se me ha pasado el cabreo, es que no tengo remedio :P) .

martes, marzo 28, 2006

PRIMAVERA!!!


PRIMAVERA!!!Cada año espero este momento como el labrador que espera la lluvia mirando al cielo.Habrá muchas primaveras. He conocido varias: La de Madrid, la de Sevilla, la de Málaga, la de Granada y la de Londres. Pero ninguna es comparable a la de Córdoba, la ciudad donde nací, la ciudad donde ahora vivo. Córdoba en primavera es el paraíso; Temperatura ideal, luz , La Luz, La Fragancia. El azahar de todos los naranjos ornamentales que hay por la ciudad, en rebosante flor. Cada mañana, cada tarde, cuando bajo a la calle, arranco un par de florecillas de azahar que llevo conmigo cogidas en la mano o guardadas en el bolsillo. La primavera está en todas partes, va conmigo a todas partes.Mi ritual primaveral favorito es bajar a la calle por la mañana, tempranito, y después de dejar a Almu en el cole, comenzar a caminar por las callejuelas del casco antiguo y perderme, dejarme orientar únicamente por la visión de las torres de las iglesias y por el olor a café recien hecho que sale de los balcones cargaditos de flores. Las callejitas empedradas de adoquines, limpias, con las paredes de las casas blancas de cal. Y flores por todas partes .Alegría. Me gusta pasear por los barrios antiguos, camino de la judería; “La Magdalena”, “Santiago”, “La corredera”, con el día despertando. Siento que soy parte de ese todo que renace. Las tiendecitas pequeñas con sus cajas de frutas de colores en la puerta. El vendedor de cupones de la once. “Hola, dame uno que toque, chato”. “Aquí tienes, suerte guapa”. Sonrío irónicamente cuando un vendedor de la once me llama guapa, y pienso: “El que no se consuela es porque no quiere” :P .Sigo caminando , callejeando, hasta que por fín la siento; la capto, veo su torre asomando: La Mezquita. Eso sí que es toda una experiencia. Cuando me estoy acercando a la mezquita, me gusta caminar despacito hasta la esquina tras la cual asoma. Entonces, por un instante, cierro los ojos y me adelanto un paso y ohh ahí está; tan hermosa; tan fastuosa; tan mágica. Camino en paralelo junto a sus muros exteriores, imaginándolos hace mil quinientos años, poblados por mercaderes con sus tenderetes llenos de artesanías, esencias, telas de oriente, manufacturas de occidente. personajes variopintos; árabes, cristianos y judíos; médicos, “sacamuelas” y charlatanes; Pillos correteando entre los carros. Todos los que convivieron en paz en esta tierra hasta que llegó Isabel la “Católica” a meter la gamba. Me gusta tocar los muros de la mezquita y buscar el “sello” del artesano que talló la piedra que toco. Me gusta siluetear con el dedo esa firma tallada; esa que tocó otra persona, allí mismo, hace tantísimos años.Cuando por fín entro en el patio de los naranjos, aspiro hondo. Es delicioso. Azahar en estado puro. Fuentes, acequias. El agua clara fluyendo, sonando a transparencia dulce.Es imposible salir del patio de los naranjos sin haber bebido agua de una de sus fuentes. Quien no lo hace por romanticismo como yo, lo hace por refrescarse. A mí me hace sentir especialmente ¡Viva!.Mi subjetivo paseo por el interior de la mezquita, lo dejo para otro capítulo completo.A quien le apetezca darse un paseo virtual, le dejo este enlace que he encontrado por ahí y que no tengo ni idea de quienes son los que se lo han currado, pero pinta bien. Es este:http://cvc.cervantes.es/ACTCULT/mezquita_cordoba/indice.htmotro enlace más oficial, de absoluta confianza y que recomiendo es el de Pedro Marfil, arqueólogo que dirije y ejecuta actualmente excavaciones, investigaciones y reformas en la mezquita. Es este:http://www.ciberjob.org/suple/arqueologia/mezquita/mezqui.htm

sábado, marzo 18, 2006

Ahí va .


"Se me acabó la fuerza,en mi mano izquierda.Voy a dejarte el mundopara tí solito,como al caballo blanco,le solté la rienda,a tí te suelto ahora,y te me vas, ahorita"(Cómo me gusta estemariachi).Bueno pues me apunto ala cadena de poner un trocitode uno mismo. :) . Ahí teneis unescaneo de una de mis manos,(La izquierda, por supuesto) :)

martes, marzo 14, 2006

Ay!


El pasado sábado noche, como tantos otros, fué tan arrebatadoramente apasionante, que lo coróné con el broche de oro de una peli de dvd, una copa de vino y un repantingue soberano en mi querido sofá, viejo amigo...
El resultado fué que amanecí el domingo en el mismo sofá, con mi gata durmiendo sobre mi barriga y el cuello hecho un cuatro. Nada más abrir los ojos, ya me dolió , !Ay!.
Ayer lunes no tuve más remedio que acudir a mi estupendo y carísimo terapeuta coreano a que me aplicara sus digitopunturas y crujimientos vertebrales. Le temo como a una vara verde al mozo, sobre todo cuando me dice: "Tu relaja, tú no miedo, tú no encoge músculos, tú no respira ahora", y entonces "RAAAAS", "AY!!". Me recoloca los huesos según sus conocimientos orientales. Y entonces dice: "Está muy mal aquí eh? , tú va a tener que venir por lo meno" dos o tres veces más". Y en mi cerebro salen las cuentas del tio gilito, (A ver.., tres o cuatro veces, a 35 euros la sesión..., un dos tres responda otra vez..). Porras el próximo sábado que me apetezca coronar una noche de sábado, veré la peli de pié!.
Hoy me muevo como C3Po, (para quien no lo sepa, el robot humanoide de star wars), eso sí yo no voy caminando por los pasillos exclamando "amo Luke, amo Luke". Que yo no tengo amos :), y si tuviera que elegir uno, mejor Han Solo :), que es más pirata y más chico malo :).
Suspirando por mover el cuello con la soltura de R2D2, se despide atentamente vuestra amiga:
Sioux.

jueves, marzo 02, 2006

Gianis me ha encargado que escriba un diálogo sobre esta foto:


-Señora 1: "Ay qué monada, Mari"
-Señora 2: "Quien , el gitano o la cabra?"
-Señora 1: "La cabra"
-Señora 2: "Pues el gitano tampoco está mal"
-Señora 1: "Sí, yo le voy a echar dos euros"
-Señóra 2: "¿Al gitano o a la cabra?
-Señora 1: "Al gitano"
-Señora 2: "Pues yo le voy a echar una lechuga que tengo aquí"
-Señora 1: "¿A la cabra o al gitano?
-Señora 2: "A la cabra, mujer, a la cabra"
-Señora 1: "Pues el gitano también tiene cara de hambre"
-Señora 2: "¿Le invitamos a cenar?"
-Señora 1: "Vale, quien le llama?"
-Señora 2: "¿Al gitano o a la cabra?"
-Señora 1: "Mmmm, yo invito a cenar al gitano y tu a la cabra"
-Señora 2: "¿Y por qué?, !ya estoy cansada de cenar con gente con cuernos"
-Señora 1: "Te aguantas. Yo he elegido primero"
-Señora 2: "Es que no somos nadie..."
-Señora 1: "!Oiga usté, señor calé!, ¿Ha cenao?"

martes, febrero 28, 2006

"Píldoras Sirimir, no quiero cricir"


Eso decía el conjuro que Pippi Calzaslargas pronunciaba junto con sus dos amigos, Tommy y Anika mientras solemnemente se tragaban sendos guisantes secos que hacían las veces de pildorillas mágicas. Recuerdo que yo hice lo mismo con una lenteja. Será por eso que no funcionó y aquí me veo, en pleno aniversario de mi llegada al planeta tierra. Anoche, al volver de madrugada, me aseguré de dejar todos los teléfonos de la casa, móviles o fijos bien lejos de mi habitación, para retrasar el momento hasta haber resucitado en condiciones. Pero me olvidé de uno, y mi mejor amigo, hombre de recursos infinitos, me ha llamado a la una y me he acordado: “Qué voz tienes, tía”. “Es que es mi cumpleaños”, “Ahh, comprendo…”. Cómo me conoce el jodío :P . Voy a ver si me recompongo y salgo a comer con mis padres y mi hija, ya que son los responsables de mi llegada a la tierra hace unos pocos añitos y la beneficiaria más directa y disfrutona de todas las maravillas que tiene este bendito lugar, que es mi dulce Almudenita. Soplaré unas cuantas velas, pensaré en ese deseo que nunca se cumple :P , y disfrutaré del pastel. Espero que este año sea de chocolate!

martes, febrero 21, 2006

When you're down


Ay mare qué día llevo.
Y qué día pasé ayer. He vuelto de mi fin de semana con un catarrazo de primera división, con su tos profunda, su malestar general, sus dolores musculares, y su camisita y su canesú…
Como soy madre responsable, he tenido que levantarme de la cama para atender a mi niñita y recogerla del cole, porque afortunadamente, hoy le tocaba llevar a los niños al colegio a otra de las mamás que estamos organizadas para hacer turnos de traslado de niños.
Al salir hemos pasado por el super a hacer la compra y a la farmacia para aprovisionarnos de naranjas, limones , fresas y vitamina c en estado puro y duro. Y cómo no, una caja de frenadol y caramelos para la tos, de esos que huelen a supositorio, argh!.
Al volver a casa, en el portal, cargadas con siete bolsas más la mochila de Almu del cole, salía uno de mis vecinos y me dice: ¡Espera te ayudo!. Gracias, me viene fenomenal, le contesto, y el tipo en lugar de coger unas cuantas bolsas para llevármelas hasta el ascensor, se ha quedado SUJETANDO LA PUERTA, para que lo hiciera yo. Qué gentil, qué caballero se ha sentido el hombre. Es que donde se ponga un caballero, que se quite un caballo….. En fin, que ya estoy en casa, ahora sólo me queda esperar a que me hagan efecto los zumos de naranja y limón, el caldo de pollo y el frenadol. Pero lo que de verdad me ha empezado a hacer efecto es la canción que he escuchado por la radio: You've Got A Friend, de Carole King. Me ha venido como anillo al dedo. Ahora voy a buscar por ahí a ver si encuentro a ese friend disponible.., que la amistad se cotiza muy alto. Por las nubes que está, oiga!

lunes, febrero 13, 2006

Amor por decreto.


Como cada año desde hace muchos, me dispongo a pasar el 14 de febrero lo más recluida posible en el reducto de paz y confort que es mi hogar.
Es un día que por tradición se llena durante el día de hombres portando ramos de flores y cajas de bombones en forma de corazón y globitos con la misma forma y por supuesto de un brillante color rojo pasión, a poder ser, con cintas de purpurina, pues hecho el gasto, se exige que sean llamativos y no pase desapercibido que se han acordado del día del amor por decreto. La radio anuncia "cenas de Los enamorados", con orquesta y sorteo de regalos a 80 euros el cubierto, donde cualquier pareja podrá disfrutar de la vista y goce de otras muchas como ellas que se dispondrán por los salones de la ciudad bailando la conga, y en "lo lento" los boleros de armando manzanero, tan socorridos ellos. Esta es la fiesta más cómoda del año para el enamorado olvidadizo, pues la radio con sus anuncios de fiestas y ágapes, la televisión con las películas de Conchita Velasco y las pastelerías y floristerías con sus escaparates llenos de corazones rojos, se ocupan de recordarles lo que en tantas otras fechas olvidan: que tienen pareja y hay que "cumplir" con ella. Lo cual hace sospechar bastante del verdadero interés que la persona amada les despierta el resto del año, que es lo que realmente importa, a mi entender.
Cualquiera que lea esto podrá pensar: "Claro, habla así porque como no tiene pareja". Pues no, la he tenido bastantes veces, aunque ahora que lo pienso, sólo recuerdo un par de celebraciones por san Valentín, que no me gustaron, pues fueron fiestas en las que coincidíamos con parejas que durante el resto del tiempo estaban a la greña contínuamente. No soporto el amor por decreto, ni la fraternidad por decreto de la navidad, ni el despiporre por decreto de la nochevieja.
Un detallito el día de San Valentín? . Pues tiene su gracia, si se trata de algo original y realmente valioso para los enamorados, como por ejemplo, levantarse una hora antes y prepararle un desayuno maravilloso al ser amado, o no dejarle mover un dedo en la casa ese día.., o quien sabe, tal vez a la pareja lo que le guste es el dinero y las cenas con "conga". Pero si ese detalle o deferencia sólo tiene lugar el decretado dia 14 de febrero, uyyy, yo sospecharía bastante sobre la veracidad y profundidad de ese amor. Yo soy de los que opinan que el amor verdadero ni se compra ni se vende, se gana a pulso, se riega y crece cada día, y tiene sus altibajos, y se superan con respeto, cariño , paciencia... Si alguien está dispuesto a poner su amor a disposición de la sección de regalos del corte inglés, adelante!
Pero nada hay como estar enamorado de verdad, y que cualquier día, a cualquier hora y en cualquier lugar te digan: "Niña que te quiero tanto que me voy a poner malo; que desde que te conozco me brilla el pelo, los ojos y se me ha olvidado cómo distinguir al enemigo ". Así, sin flores en la mano, sin bombones en una caja, sin anillos con fechas por dentro, es decir, "a pelo", sin dramas, con sonrisas, a pecho descubierto.

miércoles, febrero 08, 2006

El Celo.


Mi gata, Celeste, está pasando su enésimo celo. Celeste llegó al planeta tierra hace un año y medio, que fué cuando salió del armario: del de mi padre para más señas. Su madre, Duquesa, la gata de mis padres, parió dentro de ese armario, sobre unos pantalones de YSL, de mi querido progenitor. Allí nacieron dos gatitos: Celeste y Todd. Todd se quedó a vivir allí, ( en casa de mis padres), y la gata se vino a casa con un par de meses de vida. Aprendió muy rápido a adaptarse a su nueva casa, a su nueva vida. La que tardó más en comprender que era una mascota y no un juguete, fué Almudenita. De hecho , creo que aún no lo comprende muy bien, o mejor dicho, no lo quiere comprender :) . Con bastante frecuencia, Celeste acude desesperada a mi regazo, suplicando asilo político. Inmediatamente detrás de ella, veo pasar a Almu corriendo en la misma dirección con un sombrero de muñeco para ponérselo o un antifaz de fabricación casera, o con el spray de la colonia y un cepillo del pelo...
De todos modos, Celeste es feliz, Almu es feliz y yo soy feliz, todos felices como perdices. Pero nuestra paz se altera cuando llega:
!El celo!!.
Horreur. Celeste está pasando el celo. "Tiene la regla" , dice Almu, porque yo, cuando me preguntó, le dije que se ponía malita y se sentía rara como cuando las mujeres tienen la regla, y por eso maullaba lastimosamente por los pasillos . Lo que no pude explicarle es por qué se meó en la funda de una de mis guitarras, o en la mesa de su ordenador, (el de Almudena), o encima de mi bolso cuando lo dejé en la mesa de la entrada..
Arggggg estas cosas me tienen harta, hartitaaaaaa. Ayer llamé al veterinario para ver si por fin podría operarla para castrarla. Reproduzco la conversación que tuvimos, con´más o menos exactitud :
Yo): Hola, es la clínica veterinaria?.
él): Sí , aquí es , dígame..
yo): Mire es que tengo una gata de año y medio y quiero operarla para castrarla porque nos vuelve bastante locos con el celo, se hace pis por todos lados, maulla..
él): Sí, traígamela y la operamos, le doy cita, a ver, ¿cuando tuvo su último celo?
yo): Pues acaba de empezar, lleva unos dos días..
él): !Ahh, pues entonces hay que esperar a que se le pase para operarla!
yo): Uf, vaya, y eso cuando será?
él): Pues puede tardar dos o tres semanas...
yo): Uyy, y no puedo hacer nada para calmarle los síntomas hasta entonces, es que verá, este fin de semana tengo invitados y no quiero que se sientan incómodos con la gata así..
él): Pues mire, es que los fármacos que pudíeramos darle soy muy nocivos, yo ni los tengo, porque le pueden provocar cáncer..
yo): Ahhh pues no, no, no se los doy, pero ¿No existe algún remedio, casero?, yo que sé , darle una tila o algo... Es que ya le digo que con invitados en casa es un engorro..
él): Bueno , claro que existe un remedio muy bueno: La Masturbación.
yo): Uy, bueno verá, la verdad es que me gusta ser buena anfitriona y hacerles sentir a mis invitados en la gloria, pero lo de masturbarlos me parece exagerado!
él): Nooo!, hablo de la gata!
yo,(flipando ya): ¿Pero sabrá masturbarse la gata?
él): No, tendría que masturbarla usted!
yo): Yooooo?, que horror, eso me parece aún peor que hacérselo a los invitados!!!
él): Comprendo que le "choque" el sistema que le propongo , pero es uqe así le "provocaríamos" una ovulación artificialmente y se le cortaría el celo.., (Y sigue hablando el colega): "Verá, usted la coge y ...
yo): !NOOO, no me lo explique, que no pienso aprender!
él): !Pero si es muy fácil!!
yo, (pensándo que a este tio le faltan un par de tornillos): Que no!, que no me lo explique por favor, que no pienso hacerlo!, ya esperaré al mes que viene para operarla!. Si le hago eso a la gata, ya no se separará de mi!!
él) riéndose el tio encima): Ja , ja, no se preocupe, si la opera ya no tendrá más el celo!.
yo): Pues eso haré, la operaré, y estos días me aguantaré como pueda , ya le llamaré el mes que viene... (el mes que viene llamaré a otro veterinario que no esté tan pirado para que la opere).
él): Muy bien , pero llámeme unos días antes, para darle cita..
yo): Si , si, ya le llamaré.....
(y un cuerno, que le llame su tía cuando tenga el celo!!)

viernes, febrero 03, 2006

Crónica de una puta cita.


Como dijo el poeta: “Puedo escribir los versos más tristes esta noche...”.
Pero es que verás, es que no me da la gana, oye. Estoy mejor por hacer un análisis presuntamente objetivo del asunto a ver qué pasa.

Ocho treinta de la tarde: No suelo vestir completamente de negro antes de la puesta de sol, exceptuando ciertas ocasiones como los funerales, que no era el caso, pero a este muchacho, le gustaba el negro, y una, quiso sorprender agradablemente, así que después de probarse dos blusitas, descarté la blanca y opté por la negra con escotazo.
Me presento como soy, natural, sonriente, alegre, y claro, recién arregladita, sutilmente perfumada, pelo suelto..., en el espejo del ascensor, estaba mona. Mi impresión del muchacho fue la esperada, pues mis expectativas sobre su aspecto físico no eran muy distintas a las que encontré, no me importaba eso, sólo su pulcritud, su olor. Para eso, soy puntillosa. Me gustó su sonrisa; su comentario sobre mi aspecto? Algo desconcertante: “Vaya, aquí no nos arreglamos tanto”. “Vaya zapatitos que te has puesto, ( mis sandalias negras de tacón, tan bonitas, tan modernas , ains), “ Son como para correr”, dijo, “Uy , no creas, son estupendas para el campo a través, además el tacón fino es un buen arma de defensa, un buen taconazo en la frente y ahuyentas a los posibles violadores pero ya”. En fin, el chico, empezó prontísimo con los cumplidos. Aún así mi férreo optimismo seguía indemne. Tal vez debí haber pedido consejo a alguien sobre cómo tener una cita. Al parecer ser una misma no funciona fuera de casa.

Fuimos a cenar. Me gustó la cena, me divertí. Pensaba que él también. Yo charlaba, preguntaba, contaba cosas. El charlaba, contaba,. Yo contaba más cosas. Pero yo ya era así antes de la cita y él lo sabía. Habíamos hablado muchas veces. Me sentía a gusto. Pero es porque yo me siento a gusto donde estoy, o sencillamente dejo de estar allí. Fuimos a un garito de copas, tranquilote. Sobre la mesa había una vela que él encendió. Era blanca. Me recordó la luz de los cuadros de Vermeer y se lo comenté. Le hablé de esa luz. Fue en ese momento cuando empecé a notar que yo progresivamente le estaba disgustando. Era como si mi hada madrina estuviera apagando luces por ahí para acostarse, la muy mamona. Yo no oigo bien, no es nada considerable, pero cuando hay ruido de fondo necesito acercarme un poco a la voz, o que la voz se acerque a mí, según se mire. Notaba que en el “close up”, el acercamiento, era como si a cada centímetro que yo me acercara a él, él se echara otro centímetro hacia atrás. Fue un acto psicológico que se fue repitiendo a lo largo de la velada., Hasta que se convirtió en hiriente horas más tarde. Pero ya llegaremos a eso. Quien haya hablado alguna vez con alguien dotado de halitosis sabrá de qué hablo. Sin darte cuenta te echas hacia atrás. En una de mis visitas al lavabo, revisé mi aliento con preocupación. Lo cuido mucho por si acaso, pero estaba fresco. No era eso, no había duda. Respiré hondo, encendí dos velas negras a mi hada madrina, y volví a la mesa.
Seguimos charlando, con complicidad. El me contaba muchas cosas, muchas, de su vida, su trabajo. Yo las seguía con mucho interés. En realidad habíamos hablado esquemáticamente de ellas con anterioridad, por teléfono, por chat, pero naturalmente era tan distinto...

Llegó el momento de ir a su estudio a ver sus fotografías. A mí me hacía mucha ilusión verlas. Realmente era eso lo que yo esperaba. No me sentía físicamente más cerca de este muchacho. Y charlábamos sin parar. Me gustó todo. Tantas fotos. Y tantas fotos de chicas preciosas!. Y tan jóvenes. ¡Vaya!. Yo le decía constantemente lo que me gustaba lo que veía, lo que me parecía esto o aquello, me mostró fotos de todo tipo. Lo pasé en grande. Escuchamos mucha música. Pero algo iba fallando... El close up. Mi silla tenía ruedas. Se deslizaba hacia él con mis movimientos, porque yo tenía los pies en alto, y él, iba como sutilmente retirándose centímetro a centímetro. Como evitándome. No era algo descaradamente evidente, pero lo suficiente para mí. Yo recordaba tantas cosas que me había dicho anteriormente y no podía decirle allí , que tenía que callarme. Hablábamos en una confianza absoluta de muchas cosas, sin embargo, no podía recordarle palabras que me había dicho como: “Cuando nos veamos, nos vamos a hacer una sesión de fotos”, o “Como me hables así cuando nos veamos”, pues nos estábamos viendo y él estaba cada vez más lejos, marcando una distancia psicológica de cientos de metros. Una que no es tonta y de pequeñita estaba en el club de ajedrez del cole, captaba perfectamente montones de cosas que se agolpaban a las puertas de su autoestima, donde Peter Pan, me estaba dando un portazo en plenas narices que me estaba dejando K.O.
Hablábamos de cosas tristes y yo no pude evitar llorar. Me disculpé sacando un pañuelo. “¿Estás deprimida, verdad?”, me dijo. “Si, bueno, somatizo una serie de sucesos tristes que me han pasado” . Pues no. Mentí como un letrado. Esos sucesos tristes han pasado , claro. Pero forman parte de mi acervo, están superados o superándose. Vivo con ellos , como todos los seres humanos vivimos con nuestro día a día. Aquellas lágrimas las provocaba el rechazo al que me sentía sometida. Al conocimiento del negativo juicio de sus ojos. Me sentía tan ... poco atractiva. En una de mis visitas al baño, me miré al espejo para recomponerme la cara tras los lagrimones. ¿Por qué lloras idiota?. Mis facciones me parecieron duras. Mi sonrisa arcaica. Mi mirada triste. Salí de allí.

Fuimos a sentarnos a un sofá. Le toqué. La mano. Le dije que había notado que evitaba acercarse a mi, que yo me acercara. Le sonreía tristemente. Le dije que no quería nada de él. Que no había llegado a su vida a llevarme nada suyo. Voy a darte un beso, le dije. Asintió con la cabeza. Le besé tres veces. En ambas mejillas primero, y para terminar en los labios, prácticamente inmóviles; aún así los besé con dulzura, mientras sujetaba su nuca. El no me tocó. Tampoco se retiró. Al hacerlo yo, dijo:” ha sido un beso, pero largo. Es tarde, voy a llevarte , he de trabajar mañana”.

En aquel momento, no quise pensar , sonreí , dije ,” Si si, es tardísimo, mañana salgo de viaje a las doce. El sábado ya te llamo cuando regrese , vale?” . “Si. Ya hablamos el sábado”. Charlamos normalmente sobre otras cosas por el camino. Al bajar del coche, le di un beso en el morrete, corto, muy corto, un muak. “Gracias por tu cuadro” Me regaló un cuadro rarísimo suyo, una foto, porque yo le había regalado unos cds y quiso corresponder.

El sábado a la Una y media le llamé por primera vez. No contestó. Dejó sonar el tfno. Así durante cuatro o cinco llamadas más a lo largo del día. A las seis, directamente apagó el tfno. Yo estaba con amigos. Me sentía bien. Estaba en una reunión entre gente de “primera división”, personas clase A, que nada más verme llegar el viernes por la mañana me apretujaron a abrazos, me llamaron guapa, me besaron la carita ruidosamente.... Cuando le llamé la primera vez, fue con la intención de invitarle a venir con nosotros, me apetecía darle a conocer mi ambiente, algo nuevo, y que viera las imágenes que yo estaba viendo; el lugar donde yo estaba, era bellísimo. La luz era maravillosa, el decorado de la ciudad , de ambiente medieval, los jardines preciosos, las personas sanas, de buen talante, con muchas ganas de divertirse a todas horas sin molestar a nadie. Música en las calles, malabaristas callejeros, músicos...

La última vez que le llamé sin respuesta, recordé una pregunta que me hizo varias veces ¿Qué has visto en mí?. Esta vez era yo quien hacía la pregunta en mi mente.

Recuerdo que cuando entré de regreso de la cita en mi hotel , eran las seis y media de la mañana . Le pedí al recepcionista que me despertara a las once. El chico tendría unos treinta años. Estuve a punto de preguntarle. ¿Tu crees que soy bonita?. Porque salí de aquel estudio sintiéndome la heredera directa del dignísimo John merrick.

miércoles, febrero 01, 2006

DIETA


Llevo diez días a dieta y he perdido exactamente DIEZ DIAS.
Estoy hasta el moño de comer ensaladas, me siento como una mula comiendo alfalfa en un pesebre. Mi alegría de vivir, mi sentido del humor y mi creatividad necesitan urgentemente hidratos de carbono.
No penseis que es una dieta pillada al azar de una revista, no. Yo he ido a la consulta de un dietista. Me ha pesado, me ha medido, me ha dicho que retengo líquidos, me ha vendido unos copos de fibra para que los mezcle con el yogur y unas ampollas de jugo de aloe vera para que las disuelva en los dos litros de agua que he de beber a diario, aparte de los cafés, infusiones y zumos. Mi piel está preciosa, hidratada, jóven, y mi culo sigue igual de gordo. Voy al cuarto de baño con la misma regularidad que antes, con la particularidad de que mis pises duran más que la peli de ben-hur. Mis riñones deben estar sanísimos. Mi hígado descansado, la piel, ya digo, preciosa, el pelo brillante, pero el culo sigue igual de gordo. La báscula apenas se mueve. Por unos temitas relacionados con un problema de vértebras, (dos hernias para ser exactos), no puedo irme a un gimnasio a dar saltos. Y es que dos por dos sólo pueden ser cuatro: Si no hago más ejercicio del habitual, ya puedo vivir a pan y agua, que no perderé un gramo. En fin, que se puede vivir asi, claro que sí, pero qué duro y asqueroso se hace: Sin una copita de vino tinto con la carne, sin tres naranjas en lugar de una, sin pan tostao con aseite, sin un dulcecito, una triste galleta maría, una magdalena.. Unos spaguetti, una paellita, un simple bocata de mortadela... ains qué penita mare. ¿Donde porras está mi hada madrina?. Entre estoy y lo de mandarme a los novios de otras tias, me tiene contenta. Pa mí que esta tía va de tripis, estoy convencida...

domingo, enero 29, 2006

"Domingo: Día de limpieza general"


Así se titulaba el primer capítulo de un libro de los años cincuenta que se llamaba "Tu belleza". La autora era Anita Colby, que al parecer fué una asesora de imagen o como entonces se le llamara, del hollywood de entonces. Se supone que aquello era un tratado para hacer de cualquier jovencita, una mujercita americana perfecta, en todos los sentidos.
"Enseñaba", entre otras cosas, a lavarse , a peinarse, a vestirse, a comportarse, a a delgazar, a decorar la casa, a recibir invitados, a ser invitada.., y a tener una cita con un chico sin meter la pata.
Mi amiga Rocío y yo, pescamos ese libro en la biblioteca de su casa. Era de su madre, cuando era una jovencita quinceañera. Nosotras teníamos entonces esa misma edad. Lo pillamos un fin de semana y nos propusimos hacer un cursillo intensivo en el que nos pusimos mascarillas, arreglamos nuestro armario, hicimos gimnasia, dieta.. . Lo de recibir invitados, poner la mesa y ser invitadas nos importaba menos, muchísimo menos en aquel momento. La verdad es que después de ese fin de semana nos olvidamos del libro, y volvimos a comportarnos como quinceañeras de los 80 en lugar de unas de los 50.
Pero ese primer capítulo lo recuerdo cada domingo, cuando tengo que lavar la ropa sucia de toda la semana, poner secadoras, lavavajillas, pasar aspiradora y cambiar sábanas, y sonrío con sarcasmo al recordar la alegría y el orgullo con el que se supone deberíamos sentir como buenas chicas, políticamente correctas, al vaciar y ordenar armarios, planchar camisas, doblar calcetines y perfumar la habitación, se supone que llena de encajes y posters de James Dean, Elvis Presley y angelitos de la guarda. Ahora pienso: ¿Existieron aquellas mujercitas de verdad?.

jueves, enero 26, 2006

El murciélago de Almu.


Tenía Almudena cuatro años, cuando un día llego al cole y me dicen que están de duelo porque se ha muerto un antiguo profesor y que se van todos al funeral y el cole cerrado.
En fín , que les doy el pésame, agarro a mi niña, la subo en un taxi y me la llevo a la oficina. No podía hacer otra cosa.
La senté en mi mesa frente a mi, le dí un rotulador y unas cuartillas y le dije: “Anda chata, píntale un dibujo a mami”. “¿Qué puedo pintar mamá?”. “Pues pinta un animalito, un pajarito….”.
Aquí teneis el resultado: Pintó un murciélago, pero ojo: lo pintó de NOCHE, DENTRO DE UNA CUEVA Y COLGAO boca abajo,. Tiene arte mi niña o no tiene arte?. :P

miércoles, enero 25, 2006

La pantojita

Hace unos diez años que me vine a vivir a esta casa. Era a principios de Marzo y había una verbena de carnaval en la plaza donde vivo, así que imaginaos el comité de bienvenida que esperaba al camión de mudanzas.
Y qué nochecita pasé, mare, con el "Carnavalll carnavallll, y el verbeneo y despiporre de la peña en la plaza, los gritos de "Ntoniooo esperaaaa, que te llevas mis llaves del cocheee", las risas, etc. Y la orquesta, qué decir de la orquesta: Socorro. Es lo mejor que se me ocurre. Para qué recordar aquel machachón chim pum, chim pum.
Pero yo estaba feliz, espectante , como siempre que comienzo un proyecto. Nada podía enturbiar mi ilusión.
Acabadas las tareas de meter en mi casa las doscientasmilmásuna cajas que traía del otro piso, más los muebles nuevos para este, (que es más grande ), me dediqué a ir colocando todos los objetos posibles e imposibles al mismo tiempo que iba recibiendo las amables y remuneradas visitas de carpinteros, pintores, electricistas, tramoyistas.. !Ay no, perdón, tramoyistas no vinieron, pero creo que son los únicos que faltaron por entrar en mi casa aquellos días.
En esto, los días pasaban, el tiempo avanzaba y llegó la primavera. Qué delicia, la plaza luminosa y llena de naranjos en flor, el olor a azahar estaba por todas partes, y desde mi ventana el horizonte. Y claro, con la buena temperatura, todas las ventanas de la casa abiertas.
Y así fué como la descubrí. Estaba yo colocando alegremente mis objetos queridos sobre las estanterías cuando escuché un graznido parecido a una voz humana, que con tono infantil pretendía entonar: "Capoteeee de grana y orooooooooo". Zocorro, cogí el tocho de las páginas amarillas en busca de un exorcista, porque los berridos seguían y seguían. Pero no, no lo hice, porque de pronto escuché una voz de mujer adulta que respondía a los graznidos: !Muy bien mi niña, sisi, ahora cántame por Marifé de Triana. Y la voz volvía a graznar: "Maríaaaaaaaa de la ooooooo, qué desgrasiaíiiiiiita tu eres, teniéndolo toooooooooo". Diosmiodemivida, me había tocado de vecina una pantojita!!!. No podía cerrar las ventanas para no oirla porque me perdería la brisa perfumada de azahares que tanto me había atraido hacia esta, mi nueva casa! . Y voilá!, se me ocurrió una solución desesperada: El blues, el Rock, El pop, la Opera; es decir: La MUSICA. La de verdad, la bien entonada, esa que libera y le da brillo al pelo !. A partir de ese momento, cada vez que escucho cantar a la pantojita por el patio del edificio, (por fortuna vive en otra escalera, a cuyos vecinos compadezco), me dispongo a poner mis cds a toda leche. Si no consigo que la muchacha cambie de opinión en cuanto al enfoque de su carrera artística, al menos ella y el resto de los vecinos escucharán buena música. :)
Y si, la moza sigue pretendiendo cantar, solo que ahora no es una voz infantil de niña del exorcista, sino voz de mujerona desgañitada. No sabría deciros que es peor, aunque al menos ahora no se puede culpar a su ilusionada mamá .

Comienzo...

Por fín me he decidido...