domingo, abril 16, 2006

El amor en tiempos de internet, o las cosas que les pasan a los demás.


Parte I: Gloria.

Gloria tiene 25 años. De mentalidad inocente rozando a veces lo infantil, ha tardado en descubrirse y aceptarse como persona, como mujer y como ser sexuado. Una vez conseguido lo que ha sido como escalar el himalaya en medio de una ventisca decide intentar ponerse en contacto con personas “como ella”, o en lo que ella piensa que va a ser como imagina: Gloria entra por primera vez en un chat de lesbianas. Elige románticamente un nick sugerente y al mismo tiempo literario a la par que manido por esos lares: “Safo” . Naturalmente está registrado y no puede usarlo. Cambia a Colette. Inútil, también está registrado. Finalmente y tras varios intentos fallidos, opta por Minnie, la ratoncita de Walt Disney. Tras varios minutos de observar mareada la “conversación coral” del chat general, minnie recibe el primer privado.
Annaturna: Hola
Minnie: hola.
A: ¿de dónde eres?
M: de huelva y tu?
A. De soria.
M: No he estado nunca en soria
A: ni yo en huelva, cuantos años tienes?
M: 29 y tu?
Annaturna cierra el privado y desaparece
Minnie recibe dos o tres privados más, hasta que como suele suceder, recibe el definitivo. La protagonista usa el nick : Leia_star .
A Gloria, (Minnie), le gusta el nick, le gusta star wars. Comienza la primera de una serie de conversaciones con Leia_star en las que minnie se sentirá identificada, escuchada, reconfortada, comprendida, admirada…. Y por fin , amada.
Pasa el tiempo que, prudencial o no, lleva a las dos mujeres a citarse el soñado fin de semana en que se verán cara a cara. Durante las últimas semanas han compartido chats, e-mails, sms, jpg, y comunicaciones varias de las que la tecnología les ha podido permitir. También han hablado por teléfono con cierta y deseada frecuencia, logrando engordar a un par de operadoras de telefonía móvil de las tantas que se frotan las manos gracias a este tipo de tele-relaciones.
Gloria, (nuestra minnie), ha reservado habitación en un céntrico hotel de Madrid, lujoso , con comodidades, bonito. La muchacha lucha por evitar todo atisbo de sordidez en ese primer y dulce encuentro lésbico de su vida. Ha gastado parte de sus ahorros en planificarlo todo; ha pedido un par de días libres en el trabajo, ha visitado un centro de estética y se ha comprado ropa nueva. Quiere estar radiante para su amada-amante.
La cita es, cómo no, un viernes. Esa misma mañana antes de subir al tren ha hablado con Leia por útlima vez. “¿Estás nerviosa, cielo?. Yo mucho!!.” . Leia la ha tranquilizado, “Lo que tenga que ser, será. No te preocupes, cariño, yo también estoy nerviosa por verte”. Nos veremos en la estación.
Gloria, (minnie), llega a la estación a las tres de la tarde. El tren de su amada tiene prevista su llegada a las seis. Decide quedarse en la estación para esperarla. No quiere arriesgarse a llegar tarde a recogerla. No puede comer. Está de los nervios la pobre. Se sienta en una cafetería y pide una cocacola. Saca un libro, pero no puede leer. No quiere enviar más sms a leia, no quiere ponerla nerviosa ni parecer pesada.
Por fín llega el tren de las seis. Gloria espera impaciente en la salida de pasajeros. Salen todos. Todísimos. Sale finalmente el personal del tren. Suben las limpiadoras. Gloria hace una llamada al móvil de Leia. Nadie contesta. Buzón de voz. Le pone un sms. Espera una contestación que no llega. Nerviosa insiste en su llamada sin resultado alguno. Llama a su hotel para avisar que llegará tarde. Y tan tarde. Acude a información , le comunican que no está prevista la llegada de ningún otro tren procedente del norte a esa estación. Comunican con la otra: Nada. Todos los trenes procedentes de la ciudad donde vive Leia, han llegado ya a la ciudad. Son las once de la noche. Gloria abatida toma un taxi y se dirige a su hotel.
Suelta la maleta, marca el número de su amada sin resultado.
Entonces es cuando me llama a mí.:
¿Gloria?, ¿ Todo va bien?.
No, no va bien.
Gloria me cuenta todo lo que ha pasado. Me transmite su ansiedad. Yo me conecto a internet, donde no encuentro a Leia por supuesto. Paso la noche al teléfono con Gloria intentando tranquilizarla y tratando de enfrentarme con calma y naturalidad a algo para lo que no estoy preparada.
Al dia siguiente le pido a mi amiga que regrese a casa , pero es inútil. Insiste en seguir esperando a su amante desaparecida en combate. Es entonces cuando meto tres cosas en mi mochila y tomo un tren dirección Madrid. Me reúno con Gloria, o lo que era Gloria un día antes. Ahora es una penita de chica. Está abatida, triste, decepcionada. Su mirada es como la de un niño al que se le ha escapado un manojo de globos. Así me la encuentro , mirando al cielo. Ya es sábado por la noche. Ella lleva veinticuatro horas sin pegar ojo, y yo , casi las mismas. Es imposible distraerla. Yo estoy muy saturada ya del asunto, pero intento que ella no lo note demasiado, aunque claro, al final , lo nota. No importa. Es lo que hay. El domingo me la traigo para casa. Cualquiera la deja irse sola para Huelva en ese estado!.
El lunes a mediodía cuando vuelvo a casa del trabajo, me la encuentro metida en internet, desde mi ordenador. Ella está intentando encontrar un rastro de Leia donde sea.
Por la noche, cuando abre por enésima vez su correo, halla un e-mail surrealista que viene a decir más o menos lo siguiente:

“Querida Gloria:
Soy una amiga de Leia. Ella me habló mucho de ti.
Ha ocurrido algo terrible.
El viernes, cuando leia se dirigía a la estación en su coche, tuvo un accidente muy grave y la llevaron urgentemente al hospital. Hemos estado con ella, su familia y amigos constantemente. Ella ha estado inconsciente en todo momento, hasta que finalmente falleció el sábado a mediodía. La hemos enterrado esta mañana en su pueblo. Su madre me ha encargado que me ocupe de sus cosas y he encontrado tu dirección. Pensé que deberías saber lo que ha sucedido. Comprendo que estarás muy triste pero lo estamos todos. Lo siento mucho.
Un abrazo, Montse.

Gloria lee tres veces la carta, llora y llora. Llora tanto que no ve y no puede hablar.
Yo me mantengo en prudente silencio mientras una mosca tras otra se instalan detrás de mi oreja.
“Dime nena, cual es el pueblo de leia?”
Gloria me da entre sollozos todos los datos que voy solicitándole.
Le doy un valium y la acuesto en mi habitación. Me voy hasta mi ordenador. Busco teléfonos. Teléfonos de hospitales, de funerarias, de cementerios.
No hay ni rastro de Leia ni de nadie que responda a sus rasgos. No se ha registrado ningún accidente de tráfico donde haya fallecido una mujer jóven en toda la provincia donde leia decía residir. No se ha registrado ningún fallecimiento ni claro está, enterramiento durante los últimos cuatro días de ninguna persona que responda a su perfil. Tampoco existe ningún enterramiento pendiente o funeral para los siguientes días. De todos modos también llamo a la guardia civil de tráfico. Nada.
Escribo un e-mail en tono ingénuo, suplantando sin ella saberlo a Gloria, a la dirección desde la que llegó la carta de Montse, (la que se declara amiga y confidente de leia).
No recibo contestación, ni ese día, ni el siguiente, ni nunca.

Cuando mi amiga Gloria despierta de su pequeña siesta, con sus ojos hinchados y su rostro desencajado, la siento frente a mí. Le relato detenidamente y con claridad el resultado de mis pesquisas. Gloria llora, llora cada vez más. Ahora no llora la muerte de su amante fantasma. Ahora llora por si misma.

24 comentarios:

Ysbrand dijo...

Jo, que historia más triste... Es que hay que ser valientes, donde esté una experiencia real...aunque claro, es lo que tu dices, que hay personas ingenuas, bienintencionadas y tímidas que se aferran a los chats con la esperanza de que sea suficiente...
Espero de corazón que Gloria esté bien, y que esta experiencia le enseñe que las cosas hay que vivirlas con el cuerpo y que de nada sirve dar un paso y tomar una decisión en la cabeza si no vas a manifestarla en tu vida. No al ciberamor! Espero que estes mejor de la indigestión ;-)

De barro y luz dijo...

Este mundo... es como el mundo real... hay de todo. Pero... si sirve de algo dar consejos: nunca te hagas ilusiones hasta que hayas visto cara a cara, mirando a los ojos, a la persona con la que te escribes.

besos¡

siouxie dijo...

El mundo virtual es sin duda alguna un caldo de cultivo perfecto en el que nadan todo tipo de desaprensivos, acomplejados, pirados y enmascarados varios. En el mundo físico también pululan todos ellos, aunque les es más difícil ocultarse. Pero también estamos nosotros no?. Efectivamente, debarroyluz: Hay que mirar a la cara, a los ojos. No fiarse nunca de quien evita la mirada del otro. Gracias por tu consejo, yo suelo dar el mismo a quienes están en una situación parecida a la de Gloria.

Ysbrand :), estoy mucho mejor de la indigestión, pero menuda nochecita he pasado! . Y sí, lo que para unos puede ser una experiencia irreal, para otros supone la realidad más absoluta.
Hay tantos prismas y modos de percepción de la realidad como seres en el mundo...La misma locura no es otra cosa que un subjetivo modo de percibir esa realidad... y valga la redundancia :)

gianis dijo...

hay un capítulo de los simpson donde pasa una cosa parecida.
por cierto, sioux, cuando te pones a investigar das miedo.

siouxie dijo...

Vaya pues no recuerdo haber visto ese capítulo, y mira que me gustan los simpsons! .
Sí, la verdad es que haber trabajado y vivido rodeada de hombres que o eran torpes o se lo hacían por conveniencia :P , ha desarollado mi capacidad para desenvolverme y mis recursos :P

Eva Luna dijo...

Jolin vaya historia!! De CSI Lover por lo menos...
Espero q tu amiga esté bien, dale muchos ánimos, y la verdad es q es lo malo de internet, q podemos aparentar quienes no somos, y eso puede hacer daño a otras personas q pueden ilusionarse.... una pena por ella, en serio, pero asi estara preparada para darse cuenta de que las relaciones reales son las q de verdad valen... ( para mi al menos!!)
Si conoces a alguien por internet, genial, pero conocele en persona y a partir de ahi hablamos...

藤原 弓美 dijo...

:-((

Ahora te toca una postiva, pa compensar, vale?

Paco dijo...

pero esto es de verdad? osea, no es que lo dude... pero es que me parece tan fuerte!!!
Me he quedado hecho una piltrafa!
Y bueno, si me quedo con algo es lo buena amiga que eres. Yo no se si habria reaccionado asi de bien (lo de ser hombre me limita, esta claro)

Davichof dijo...

Holas, Sol, vaya historia. Dile a Gloria que no llore y menos por si misma, que ella ha hecho lo que tenía que hacer que es ir de frente. De bromas de chat y demás había oído de todo, pero ya el ensañamiento que tu cuentas es increíble, la gente ,una parte quiero creer que pequeña, está fatal. En fin, haber si insistes en las pesquisas, te veo lanzada, y das con la tal Leia ,por lo menos para decirle cuatro cosas. Estoy con Paco, pedazo de amiga, eso de irse a Madrid a consolar, a arropar ,a escuchar y cuidar una amiga, no lo hace todo el mundo. Un abrazo.

siouxie dijo...

evalunera, chinagritante, paco, davichof, :
Josmios, qué os voy a decir yo que no os haya dicho ya Petete?.
Davichof, querido, por un amigo, uno sube a la torre del oro a la pata coja si hace falta. Lástima que haya muchas heridas que la amistad no puede curar, pero eso sí, las calma. Si tengo que ir a sacarte alguna vez de una situación comprometida, espero que al menos la fianza sea baja :P

Marta dijo...

Buf...leí todo emocionada primero, ilusionada, y poco a poco...dolida, frustrada y triste. Nunca me ha pasado algo así pero a mi alrededor he visto de todo.
Duele mucho la decepcion de alguien, más cuando apuestas todo por el con buena fe...Muchos ánimos para tu amiga y eso, k no se fíe, k si en persona ya es facil k nos den gato por liebre, en el mundo cibernetico...mucho más.
bikiños

siouxie dijo...

Gracias Martita :)

koeps dijo...

puff vaya historia.. te deja un poco ploff al principio. Aunque luego friamente, tras haberlo reposado, uno al menos se da cuenta de que no se puede entregar totalmente a alguien (o a algo) que sólo has conocido por internet. Puede que te vuelvas más duro, más frio, pero al menos aguantarás mejor los siguientes golpes..

Salu2 y un abrazo para Gloria.

zmt81 dijo...

Pobre Gloria. Y qué pena de "Leia". Cobardes los hay en todos los sitios...

No sé si alguien tan sumamente sensible y delicada aprenderá de esta experiencia, pero ojalá sí. Una historia muy buena, siouxie. Muy triste, eso sí.

Un abrazo, cordobesa!

Elena sin H dijo...

Joder, joder, joder... que historia más fuerte. No parece real que haya gente con tan pocos escrúpulos. Pero somos tantos y tan diferentes...

Un saludo de "una decepcionada más"

thalatta dijo...

Lo primero que me ha salido es un "hijade..." pero bueno aquí lo que importa es que Gloria esté bien. A pesar de toda esta historia que por favor no pierda la ilusión que esto no es lo que pasa siempre, pero eso sí, que tenga los piececitos en la tierra. A Gloria se le pasará el disgusto a la otra (¿otro?) como no sea abducida por los extraterrestres y le cambie la personalidad... En fin ¡qué disgusto la pobre!
Saludos y tiempo al tiempo...

claradriel dijo...

También hay gente muy imprudente, dejarse arrastrar es fácil, hay que atenerse a las consecuencias, aunque una ingenua bondadosa nolas prevea. Conste que la tal Leia no jugó limpio, pero como decían arriba, personas sin escrúpulos hay en todas partes, aunque Internet sea un medio especialmente propicio.
A una mala, a ostias se aprende. Y ya no lo digo por Gloria, sinó por todos, que vivimos tb en un mundo virtual, fácilmente desvirtuable.
La realidad, en todos los sentidos, supera a la ficción.

yosola dijo...

Eso si que es llevarse un palo y lo demas es tonteria, nose como puede haber gente asi de verdad.. lo malo es que es cierto, que no es una historia mas, porque a mi alrededor eso ha pasado y no una vez... pero tambien he visto como dos personas que se conocian por internet se casaban y formaban una familia, ahora estan super felices.. supongo que internet es como todo en esta vida.. hay gente buena y gente muy mala.

Un besazo.

smartie dijo...

A mí me pasó que despues de unos meses de chatear casi a diario con una chica, que me ponia por las nubes, y de mil llamadas, y de intentar conocernos a pesar de la distancia, un dia desaparecio sin mas; tampoco me contesto al tfno. ni a los emails que le envie desesperado y confundido, y una vez que consegui hablar con ella, haciendo mil malabarismos, se mosto mas fria que un tempano. Lo curioso es que un año despues, cuando ya no pensaba en ella, recibi una llamada suya, queriendo ser de nuevo mi amiga (solo eso). No entendi ni entiendo nada. Algunos parece que ni comen ni dejan comer.
Estoy de acuerdo en que lo cibernetico es "peligroso", sobre todo para los ingenuos como yo.
Un abrazo.

Partizan dijo...

Me recuerda a ciertas leyendas urbanas por una parte, pero realmente el utilizar un falso trauma o un accidente terrorífico de mentirijillas es posiblemente el acto más cruel que se puede realizar en la vida. Simular una "propia muerte" para evitar enfrentarse a la realidad o a una realidad no planificada (cosa que odian los racionalistas) es un acto deplorable.

Espero que Gloria haya aprendido la lección. Seguro que alguien ya se ha encargado de abrirle los ojos

Rouge dijo...

Hola, bonito post. Triste para tu amiga, pero mejor que no llegara a conocer en persona a alguien así. Seguro que hay una Leia verdadera esperándola por ahí.

VELVET dijo...

Una historia preciosa, sigue dándonos regalos asi.

Hades dijo...

¡Dios mío! Qué gente tan mala hay en el mundo, pobre chica.

Lgb dijo...

creo en gloria y en leia por cuanto que también es gloria...a veces --como ésta--los personajes toman vida propia y dejan de necesitar un autor
menos mal