jueves, abril 17, 2008

Y veremos cerdos volar...


(Introducción a mi "Floyd experience")

En 1976, Roger Waters, uno de los componentes fundadores de PINK FLOYD, lee "Animal Farm", (Rebelión en la Granja), de George Orwell. Durante su lectura, se le van encendiendo sucesivas bombillas inspiratorias que dan lugar a una serie de canciones, con las que en pocos meses habrá conformado el álbum "Animals".

Para quien no lo haya leído, anoto que "Rebelión en la granja" es una sátira donde se representan los elementos de la sociedad actual en forma de animales de granja, siendo los cerdos los que dan vida a la clase dominante, (políticos, empresarios megalomaníacos); los perros a los cuerpos represivos,(policías, militares), y finalmente, las ovejas al ciudadano común.

No sé de quien fué la idea, pero desde luego brilló entonces y sigue brillando 32 años después: El uso del cerdo volador como reclamo publicitario en aquellos días, y como símbolo antisistema por antonomasia y co-protagonista inevitable en los conciertos de pink floyd a lo largo de los años.

Pero a mí, lo que más me gusta de esta historia es su singular comienzo, "su primera piedra" como tal, que os cuento emulando en estilo a la gran Sophia Petrillo:

Battersea, Londres, 2 de diciembre de 1976:
Un grupo de fotógrafos y publicistas de la empresa "Hipnosis", se reúnen junto a la central eléctrica de dicha localidad, con el fin de sacar fotos para la carátula del álbum de Pink Floyd: "Animals".
Para ello, se han ocupado de encargar la fabricación y puesta en escena de un gigantesco cerdo hinchable de color rosado, "que es elevado hasta los cielos, surcando el espacio sobre la nave industrial. Un paisaje surrealista aunque con trasfondo de crítica social: el cerdo, desde las alturas, observa la suciedad y la decadencia de la supuestamente desarrollada sociedad occidental" .
El fin es sacar una imagen del cerdo volando entre las torres de la central eléctrica, y así se logra,(aunque finalmente las imágenes se descartan por no tener la calidad prevista, por lo que se decide repetir la sesión al día siguiente en el mismo lugar.
Pero surge un problema con el que nadie ha contado:
Inesperadamente y para horror de todos los presentes, la cuerda que sujetaba al cerdo flotante se rompe liberandolo hacia el cielo. Un piloto alerta a su torre de control, de la presencia del mismo, y las autoridades del aeropuerto de Heatrow le realizan pruebas de embriaguez antes de tomar su comunicado en serio. Una vez comprobada la veracidad del asunto, un helicoptero de la policía sigue al cerdo flotante hasta los 5.000 pies antes de tener que regresar a la base. Las autoridades de la Aviación civil lanzan una advertencia a los pilotos para que tengan cuidado con el cerdo volador. El contacto de radar con el cerdo se pierde a los 18.000 pies cerca de Chatham. Se teme que el cerdo siga una ruta hacia el este (hacia alemania) con lo cual podría ocasionarse un incidente internacional. Finalmente el cerdo cae a tierra en Kent.
Me encanta esta historia, y por lo visto a Matt Groening también, ya que se inspira en ella para unas divertidísimas escenas de los Simpsons, ubicando en una, al cerdo volador sobre unas torres parecidíiiiiiiisimas a las "auténticas", es decir, a las de la central eléctrica de Battersea, que no sé yo si seguirá en existiendo, y si estará en el mismo lugar.

Seguiré con mi Floyd experience...

5 comentarios:

Tha dijo...

Qué buenísima historia que no conocía (¡cuánto tengo que aprender!), sigo aquí esperando qué nos cuentas, que esto hay que llenarlo ¡niña!
Un besooo

Tartamundos Trotamudo dijo...

Yo vi ese cerdo volar por encima del Estadio Vicente Calderón hace ya más de 20 años.

Fue un conciertazo de Pink Floyd aquel...

Por cierto, ayer también tuve una experiencia cuasi-religiosa en el mismo escenario.

siouxie dijo...

Jeje, Tha, ya sabes que cuando me pongo en plan Sophia Petrillo, entro en trance y no paro.. ;) .

Trota: El próximo 9 de Mayo, Dios mediante y si la autoridad no lo impide, yo veré volar al cerdo, a unos pocos metros sobre mi cabeza y bajo el cielo estrellado que cubrirá el estadio de Atarfe, en Granada.
Estoy impaciente, emosionada y tó eso que ya sabes tú :)

Carlos dijo...

No conocía la anécdota XD. Y aunque si tengo que elegir me quedaría con la otra mitad, espero con envidia la crónica del concierto!

siouxie dijo...

Como te decía hace un ratillo, Carlos, ésta "mitad", es decir, la de Roger Waters, carece de David Gilmour, de su talento, de su calma, de su virtuosismo. Pero como no se puede tener todo, no está mal conformarse con la estricta profesionalidad de Roger Waters y de todos los músicos y miembros del equipo que conforman esta gira. Ya te pasaré algún vídeo de alguna actuación anterior a la que me espera en Atarfe, dentro de la actual gira (Dark Side of the moon", por si lo buscas por tu cuenta, chato).
Lo que allí suceda, te lo contaré con la emoción que tú ya me conoces, que Dios nos crió y nosotros nos juntamos.
PINK FLOYD, con Waters o con Gilmour, con la "posible presencia de Nick Mason" y con la asegurada de Carol Kenyon en las voces,(pa morirse de gusto), que tienen anunciada, y con la intriga sobre cuales serán esos "artistas invitados" que probablemente suban al escenario", es nuestra Pink Floyd experience" ;)