lunes, abril 06, 2009

Domingos de Ramos.

Domingo de Ramos de hace unos dos mil años:
Un grupo de eufóricos simpatizantes entran en Jerusalén, guiando al Hijo del Carpintero, en pos de cumplir las profecías...
Domingo de Ramos del año 2009:
Servidora e hija, contemplan la ópera rock "Jesucristo Superstar" en el Gran Teatro de Córdoba. La representación, impecable, provoca en mi querida hija, una serie de incógnitas, que en voz muy bajita, le voy desvelando al oído;
"¿Pero ese quien es, Judas?",
"No, es Simón, Judas es el otro, el que va vestido de negro",
"Ah", "Y cuando tú eras "jóven", ¿qué papel hiciste?.
"mmm, ninguno...,bueno, era parte del "cuerpo de baile".
"De baile, ¿Tuuuú???.
"No te sorprendas tanto,niña, que este cuerpo también formó parte de un todo que bailaba". Y YO SOY JOVEN!.
Entonces, la memoria me lleva a:
Domingo de Ramos del año mil novecientos ochenta y tantos, (Que no quiero pensar cuantos años hace realmente):
El grupo de teatro aficionado del Liceo del Círculo de la Amistad, se dispone a estrenar la ópera rock "Jesucristo Superstar". Hace calor, o tal vez nosotros tenemos calor, aunque en los ensayos, pese a tanto salto y voltereta, hemos llegado a sentir frío en ese escenario de más de cien años de antigüedad, y de más de cien años de funcionar sin apenas reparaciones o actualizaciones. Al bailar hay que tener cuidadín con las astillas de las tablas del suelo. Eso sí, suenan de maravilla...
La gente está nerviosa, bueno, algunos, yo no, pero llega el director, hecho un basilisco: Falta menos de una hora para el estreno y los que tienen que hacer de leprosos en una escena se han presentado borrachos, la horca de mentirijillas no funciona, y la corona de espinas que nadie ha probado antes del ensayo general, pincha de verdad. Para colmo las capas de los sacerdotes de la sinagoga están sin planchar.
Pero todo problema tiene su remedio:
Judas se ofrece a ahorcarse con su propio cinturón, con lo cual la escena queda muy original: Judas canta a grito pelado en su ofuscación, hasta que llegando al límite, se quita el cinto, se lo envuelve al cuello y saca la lengua, así en plan tío que se está ahorcando a sí mismo y cae al suelo. Entre bambalinas, (sólo entre bambalinas), se escuchan risas.
En cuanto a los leprosos, los mismos bailarines les envolvemos en papel higiénico y les tiznamos las ropas para darles pintas de leprosos, leprosos borrachos, bueno, pero leprosos al fin y al cabo. Resulta que así medio beodos se arrastran y gimen con más realismo y la escena queda guay del paraguay.
En cuanto a la corona de espinas, como el mismo director es el que hace el papel de Jesucristo, se las apaña como puede para aleccionar al actor que se la tiene que poner para que no se la encaje con la misma fuerza que en el ensayo, o la sangre de su frente no será precisamente de bote.
Las capas me toca plancharlas a mí por bocazas: Preguntan quién sabe planchar y yo levanto la mano :S. En fin, otro problema resuelto.
Otros chicos y yo, miramos al público que ha venido al teatro, a través de los descosidos que pillamos entre las rendijas del telón. Veo a mis padres sentados en una de las primeras filas. Ese es el momento en que empiezo a sentir latir mi corazón, en mis sienes. Vamos que me da el ataque, pero no me dura mucho, no me da tiempo porque sin darme cuenta está sonando la overtura y alguien me coloca en las manos unas cuantas hojas de palma que cantando y bailando entre el público, vamos repartiendo como parte de la escena. No hay borriquilla: Jesús entra a hombros en Jerusalén...
Yo ya me he clavado en la rodilla la primera astilla de madera de la noche, pero me doy cuenta mucho después...
(No, de aquel evento no tengo fotos, ni del grupo de teatro, pero recuerdo a algunos de ellos, esas cosas parece que no se olvidan :)

11 comentarios:

Daniel H. M. dijo...

¿No hay material gráfico? Hum, un motivo más para finalizar mi máquina del tiempo ;)

Por cierto que estuvieron mis padres este finde en Córdoba y les encantó, ya están hablando de volver.

Venga un beso.

Tha dijo...

jajajaja qué tiempos, a mi me tocó hacer zarzuelas jajajaja es que mi profesora de música era ya mayor y el año anterior habían representado ya Jesuscristo Superstar y no era cuestión de repetir. Creo que no quedará nadie de nuestra generación sin haber representado un papel de esa obra. Yo sí tengo documento gráfico vestida de gitana y de auxiliar de limpieza (vamos... criada). Mira igual pongo alguna en el feisbuk jajaja
Besoss

Marnofler dijo...

qué cosas, ni una sola foto, en cambio ahora tendrías treintamil para aburrir.

siouxie dijo...

Fotos tendrá alguien, tal vez el que dirigió, pero le perdí la pista hace años, no sé andandará....
De todos modos, yo siempre me he escondido en las fotos, como mucho saldrá en ellas uno de mis pies, o una oreja...

Marnofler dijo...

o la plancha...

sue dijo...

Yo vi Jesu SuperStar en el pueblo de mi padre hace unos 1500 años, lo representaban los chicos del instituto del pueblo y yo fui a verlo porque mi amor platónico era uno de los apóstoles... Recuerdo que me gustó, a pesar de que solo le miraba a él cuando estaba en escena.
No entiendo porqué no le dieron el papel protagonista cono lo mono que era...

En fin...

Me ha gustado este post. Qué recuerdos!

Marnofler dijo...

este domingo de ramos está durando mucho

Enrico dijo...

No cabe duda que eres toda una artista, gracias por compartirnos tus andares teatrales, te juro que sentí la emoción tras bambalinas. Oye, ya regresé de España, pero sólo anduve en Cantabria, Galicia y Asturias, muy al norte y trabajando :( Ya subí las fotos y para la próxima ¡¡juro que te veré en Andalucía!! Besos mil: http://www.flickr.com/photos/enriqueescalona/

Anónimo dijo...

Me encanta tu blog pero hace tiempo que nos tienes abandonados...a ver si escribes de nuevo...besitos villegas

Marnofler dijo...

Tú tampoco estás muy habladora eh?

siouxie dijo...

Como dijo Therminator: "Volveré". :)