viernes, mayo 18, 2007

La vie en rose.


No tenía ningunas bragas rosas. Tampoco sujetadores rosas, ni camisetas rosas, ni camisón rosa. En casa no había ni una sola toalla de color rosa. Ni siquiera un triste trapo de cocina de color rosa.

Esta tarde todo cambió, gracias a la excursión de un intrépido calcetín rojo a la lavadora.

Esta primavera, mi casa se ha teñido de rosa.

8 comentarios:

ED dijo...

Pues deberías haber tenido al menos una rosa...

siouxie dijo...

Eso digo yo! :) .

Le Petit Ecolier dijo...

XD ¿Sabes? El techo de mi cocina es rosa y el pasillo también. ¿Has visto Spiderman 2? Bueno a Peter le pasa algo parecido con unos calzoncillos... jajaja, para que veas que hasta los superhéroes sufren dramas domésticos... ¡un besi de pariposa!

siouxie dijo...

petit querido:
Yo también pensé en Peter Parker cuando me sucedió lo del calcetín. Por un momento sentí que tenía algo en común con Spiderman: En ocasiones me pongo bragas y calcetines rojos, (Sí, al mismo tiempo), generalmente en nochevieja :P, pero van debajo de la ropa superchic de fiesta, claro :)

angela dijo...

Mmm pues nada estrenaste un color nuevo en tu vida, miralo por el lado positivo.
Que tal mi niña wapa que de tiempo joo, si esque andaba desaparecida con el currele nuevo y demas.
Un besazo enormeeeeee

LOLITA LOP dijo...

mira nos pasó lo mismo la semana pasada con una camiseta roja que ha dejado los calzoncillos y los calcetines de deporte de mis chicos de un rosita monísimo ... ami me ha cazado un pijama ...

la culpa de Pino que no separa la ropa blanca de la de color asi que no puede protestar ..

besotes

maria josé dijo...

Un besazo rosa, Morena!!!
Mil gracias.

Thalatta dijo...

Rosa camisa rosa de mi esperanza... ahh no que no era rosa pero tu sí
Besoss