jueves, diciembre 20, 2007

Amy.




Fue Alvaro quien me descubrió que esta chica delgaducha y desgarbada era la propietaria de la adictiva voz que desde hacía tiempo venía escuchándose en las pocas emisoras de radio que tenían a bien hacer gala de buen gusto de vez en cuando.
Pero el “Pirata Encuentracosas” me dijo algo más: “Sé que te va a encantar la música que te he preparado, estoy seguro”, (él conoce mis gustos y mis disgustos), sin embargo, la historia de la chica es un desastre; el típico caso de fama mal llevada: Bebe, se droga, lleva malísima vida, y hasta creo que le zurra el novio…
Pues llevaba razón Alvaro: la historia de Winehouse pasa a formar parte desgraciadamente de la larga lista de famas repentinas y derrochadas por los atajos de la mala vida.
Tiene Amy sólo 24 años. Y en el último disco ya lleva acumulados (hasta el momento que conozco), seis grammies y otros tantos discos de oro, platino…. Es escandalosamente buena. Lleva una banda de una calidad rara de ver en las producciones actuales. Los directos son impecables en cuanto a sonido, coreografía, dirección… Todo si el día de la actuación, la solista no se presenta borracha, drogada o afónica. Esto es lo que viene ocurriendo desde el año pasado.
La historia es la misma de siempre:
Chica rarita pero de familia bien, es encontrada por el productor musical adecuado, que encarrila su hacer, la provee de una banda, (un coreógrafo particular no, porque se nota que aún sobria lo sigue necesitando), y contratando actuaciones varias, consigue ponerla en el lugar artístico que le corresponde.
¿Y qué pasa entonces?. Pues que chico listo conoce a la chica, y se ofrece “generosamente a compartir con ella sus logros, poniendo a su disposición todas las vertientes que la vida canalla puede poner a sus pies.
El resto ya es conocido: Amy cada vez más delgada y demacrada. Su figura ha pasado a ser de femeninamente redondeada, a tristemente esquelética, y lo peor: a una velocidad vertiginosa. Descuida su cuerpo, prácticamente cubierto de tatuajes, y su alma, prácticamente llena de desangelos. No quiero ni pensar en las cicatrices que todo esto puede llegar a dejarle en caso de que su vida de un giro radicalísimo y mande toda la mierda que la rodea, hasta el infinito y más allá.
Su “maridito” canalla, está pasando un tiempecito en chirona, desconozco por qué causa. Amy se encuentra sin él, perdida y deprimida.
Las ultimas noticias sobre ella es que su madre llorosa y desesperada, ha escrito una carta en un diario londinense rogándole su regreso al redíl familiar. Ojalá la llamada cause el efecto buscado. Ojalá esto sólo sea un episodio triste dentro de una historia con final feliz.
Yo, en cualquier caso, no puedo evitar, cuando escucho la música de la Winehouse, que mi imaginación evoque la voz y la biografía de una de mis Grandes: Billie Holliday.
Pero es otra historia…, tal vez otro día…

15 comentarios:

Turulato dijo...

Me he acordado de una afirmación de Picasso:
"La obra de un artista no es otra cosa que un intento continuo de explicarse a si mismo".
No creo que la única manera de crear belleza sea sufrir; eso es una estupidez.
Pero estoy convencido que el arte de verdad nace del sentimiento más profundo, de la intimidad.
Y el gran artista suele tenerla demasiado cerca de la epidermis. Une a eso que si en estos tiempos hay unas personas impreparadas -fuera de lo suyo- son las gentes del espectáculo. Comienzan demasiado jóvenes y vuelcan su energía en su pequeño mundo.
Y el mundo, aquel en el que juega la Vida, es grande, muy grande y hay que estar muy atento a muchas cosas.
Así que a muchos, "creyendo ganar, les toca perder.."

siouxie dijo...

Llevas mucha razón, Turu. Pienso que descubrir una ventana tan grande, tan de golpe es peligroso, se corre el riesgo de querer asomarse de golpe, y caer por ella .
Ahora son el alcohol, la coca.., hace un siglo eran la absenta, el ajenjo, el opio...
Siempre hay anestesias para quien tiene la tentación de echar tierra sobre sus carencias en lugar de enfrentarse a ellas.

mOntse dijo...

Hola pasaba por aquí de casualidad y digo pues voy a dejar un comentario. Nunca he escuchado una canción de la señorita Winehouse ya que este verano lo pasé en Londres y, decirte que todos los días la chica salía en la mayoría de los periódicos gratuítos debido a sus múltiples escándalos. Estos hechos me produjeron una profunda adversión en todo lo referente a la tal Amy... Pero después de leer esta entrada, he visionado uno de sus videoclips, y me ha encantado su voz. Una lástima...

siouxie dijo...

Muchas gracias por venir, y por dejar testimonio de tu paseíto por aquí :). ¿Verdad que merece la pena escucharla?.
Cierto es que la chica lleva una vida tremenda, pero desde luego, la prensa amarilla es una mierda.
Espero que vuelvas por aquí, chata. :)

Mombars dijo...

¿Sería Van Gogh un genio si no hubiese vivido atormentado? ¿Lenon un mito si no hubiese sido asesinado? ¿Lincoln un héroe nacional sin el "sic semper tirannys" retumbando en su último segundo de vida...?

¿Sería alguien Judas sin la traición, Pavese sin el suicidio, Poe sin la morfina, Mercury sin el VIH...?

Curt Cobain, Liza Minelli, Billie Holiday, Jim Morrison...

Algunos artistas se entregan, como los Sith a la Fuerza, en cuerpo y alma al torbellino que envuelve los contornos del arte. Porque puede que, en el fondo, lo que más nos gusta de ellos es su forma seductora de abandonarse, genial, romática, nihilista, exóticamente a la decadencia.

Vitore dijo...

Quizás también envidiemos (aunque lo temamos) ese vivir al límite tan fascinante como peligroso.

Encima es que la pobre niña tiene un apellido que me recuerda a unos vinos peleones que no sé si existen ya: Vinos Casa.

Y eso marca.

Para, creo que voy a vomitar dijo...

A mí esta tipa me encanta. Tiene dos discazos y espero que grabe más..., aunque con el camino que lleva no sé yo. Se le están cayendo hasta los piños de la droga que se mete.

Genio y leyenda negra.

Besikis!

Thalatta dijo...

Tendré que escucharla, creo que hasta ahora no la había oído, pero si tú lo dices seguro que está bien.
Una lástima que a veces se elijan caminos tortuosos con finales desgraciados.
Aprovecho, queridísima, para felicitarte las fiestas. No, no he desaparecido... ¡Muchos besos!!

Turulato dijo...

Feliz Navidad.

maria josé dijo...

FELIZ NAVIDAD GUAPA!

Sweet dijo...

Después de releerte y haber visto hace poco una actuación de nuestro Antoñito (Vega)la analogía es evidente. Demasiado tiempo en la cuerda floja...

Saludos

LOLITA LOP dijo...

yo tampoco la he escuchado nunca ... si tengo ganas , cuando llegue a casa descargaré alguna canción suya y ya te daré mi opinión ...


El mundo de la noche , el espectáculo , la fama y la juventud , desgraciadamente suele ser un cóctel peligroso y adictivo


un beso para las Sioux

Lucinda dijo...

Qué razón tienes, Siouxie. Yo personalmente también conocí a Amy hace poco y toda su grandeza. Es una artista con todas las de la ley. De hecho, tengo preparado en mi blog un artículo sobre ella. Su voz es algo especial.

Incluso su desgarbo, su toque, su extravagancia, su buscado malditismo, y la historia de su marido en la cárcel me han robado el corazón.

¡Un fuerte abrazo!

siouxie dijo...

Lucinda: El marío es un canalla y un desarrapao. A esta niña le hacen falta mimos de verdad, amor de madre, un buen baño caliente y un colacao con magdalenas. (Aparte de que el marido emigre a tomarviento).
He dicho.

Ex-ED dijo...

Y yo que hubiera jurado que esta es de las que pegaban al marío...

A mí, al menos, me daría susto abrir un ojo endormilao por la mañana y vérmela al lado.